201802.21
0
0

Como se vio Noticia Long Island: Ley de sellado de antecedentes penales ofrece una segunda oportunidad

Para Gladis (nombre ficticio), la vida estos últimos años ha estado llena de amarguras y remordimientos. La madre soltera -quien por razones obvias prefirió guardar el anonimato- durante años ha sufrido las consecuencias relacionadas a un delito menor que cometió hace mucho tiempo … el robo de un cheque en su trabajo.

“El padre de mi hija nos abandonó y he estado criando a mi hija sola desde que nació”, nos confesó la mujer de origen caribeño. “Desafortunadamente, estaba pasando por un momento económico demasiado crítico y en ese momento, no me alcanzaba el dinero, -hasta el punto que no tenía ni para comer ni para mi hija. Fue realmente la necesidad que me llevo a todo eso”.

Personas que por años han sufrido las consecuencias negativas de una condena criminal  en su record, finalmente tienen la oportunidad de sellar sus antecedentes penales. Una nueva ley en el estado de Nueva York aprobada hace unos meses, le está dando a miles de personas una segunda oportunidad en la vida.

“Las consecuencias de una convicción criminal en la vida de una persona, va mucho más allá de lo que pasa en la corte. Afecta todos los componentes de la vida profesional y personal”, nos explicó el licenciado Rick Collins, socio fundador de Collins Gann McCloskey& Barry y copresidente del comité que abogó por el sellado de antecedentes penales de la división de justicia penal de la Asociación de Abogados del estado de Nueva York (NY State Bar Association Criminal Justice Section Sealing Committee).

“Las consecuencias colaterales de un delito menor o mayor pueden afectar la habilidad de la persona de conseguir trabajo, conseguir un préstamo, obtener una educación, una hipoteca y muchas otras cosas, así que muchos estados han reconocido que una persona que cometió un error y tuvo una condena criminal hace muchos años, debería tener una segunda oportunidad”.

Hasta hace poco, Nueva York era uno de los pocos estados que no tenía una legislación ‘para una segunda oportunidad’, que ayudará a la gran mayoría de gente que tiene una condena criminal por un delito menor, no violento, en el pasado distante.

“El objetivo de la ley es ofrecer una segunda oportunidad, solo a la gente que lo merece”, prosiguió Collins, quien también fungió como coautor del reporte y recomendaciones del Comité para sellar condicionalmente sentencias de bajo riesgo en Nueva York. “La legislación no le da a todo el mundo una segunda oportunidad. Gente que tiene antecedentes por crímenes violentos, como robo o cualquier tipo de cargo por homicidio, no son elegibles para esta ley. Narcotraficantes a gran escala no son elegibles, así como gente que comete crímenes sexuales”.

Además, de acuerdo a Collins, cualquier persona que es elegible, debe esperar 10 años desde el momento de la condena para demostrar que se han regenerado. Igualmente, cualquiera que tenga un record criminal extendido tampoco es elegible. “Esta ley, es solo para las personas que han cometido uno o dos errores menores”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


By submitting this form, you are granting: Collins Gann McCloskey and Barry LLP, 138 Mineola Blvd, Mineola, NY, 11501, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.